Páginas vistas en total

lunes, 2 de mayo de 2016

BOICOT AL ALMA







La atrofia del sentir, la sinrazón del padecer la hacían inverosímil, la ponían en la abertura de la maldad, en el único abismo que nunca hubiera querido estar.
Delfina Mercé se había desastrado espiritualmente. Se sentía adanizada desde los años de su niñez revuelta por los secretos familiares que fueron sangrando su alma a borbotones.
No entendía nada, siempre rebelde. Siempre perturbada, siempre metida en un chiquero mental, percibiendo olor a podrido; oliendo la venganza, revolviéndose, y sin embargo queriendo renacer ¡Sí! Deseando emerger, despedazándose, formando grietas que aullaban de rabia.
Delfina Mercé mimada por el egoísmo se mueve hoy entre el placer de vivir y la aventura del padecimiento.
Delfina promueve el boicot a cada paso. Se mueve entre las trincheras de la tiranía.
Cuando se mira al espejo sacude su melena hecha de trozos de pelo desigual pero con estilo; aviva los ojos con la indumentaria colorista de la cosmética, y quiere resurgir, y pretende lavarse el alma y acomoda la mirada y enseña los dientes como señal de una sonrisa.
Un instante.. solo por un instante captura esa luz que pretende... y vuelve a la boca de la maldad.
Se agita, grita, todavía la decisión de alumbrarse no está tomada.
Delfina Mercé sigue luchando.

No hay comentarios: